‘Days Of My Youth’: la nueva película de Red Bull

days-of-my-youth-cover-image

Tras el éxito de la espectacular película de ski ‘The Art Of Flight‘, Red Bull vuelve a la carga con su nuevo branded film en el territorio de los extremos. Su título es ‘Days Of My Youth‘ y se estrenará hacia el final de 2014.

De nuevo Red Bull muestra lo que ya sabemos de su marca: un contenido impresionante, máxima calidad técnica, las mejores condiciones de grabación y protagonistas de la élite global del ski. El top del top.

Sin embargo, tanta perfección me plantea un dilema con la marca a nivel consumidor. Y este dilema viene después de ver el contenido. Es una pasada, pero no cala. Red Bull llega y se hace invencible con un show off impactante, pero no me provoca una fidelidad, ni siquiera adrenalina. No me entran ganas de irme a la nieve, porque sé que nunca llegaré a ese nivel y la realidad en las pistas de una estación convencional es muy diferente. Los paisajes no son así y las experiencias que se viven, menos. Es algo concebido sólo para la élite profesional del ski o para el consumo pasivo.

Es un contenido que lo veo y lo disfruto pero no me genera un valor más allá de ese visionado. Hasta cierto punto incluso me agota el discurso de la marca: show de impacto (no hay sorpresa, ya te esperas que va a ser una producción impresionante), tan increíble que nunca lo podré realizar. Por más que lo desee, jamás tendré el nivel técnico para tirarme por unas montañas de Alaska o hacer unos backflips de 15 metros sobre un atardecer. No hay un mensaje de calado en el consumidor, es simplemente consumo pasivo, como cuando enciendes la tele, solo que en este caso merece ser vista en el cine por la calidad técnica que presenta, pero la historia acaba después de los créditos. Y a partir de ahí, negro absoluto, no hay más que sentir y menos que pensar.

red-bull-mountains

Considero que siendo un branded content, se han centrado tanto en la parte de content que han olvidado toda la noción de branded: no hay una actitud propuesta sobre la mesa, no existe una propuesta de valor. Solo existe un show off, que por desgracia, aunque me satisface como espectador, no me llena como consumidor.

Podría cambiar el logo del mítico toro rojo por el Discovery Channel, e incluso en algunas secuencias por el de National Geographic Channel y sentiría lo mismo: un lugar en el que encontrar contenido espectacular, pero no me inspira nada más que pueda hacer después de consumir ese contenido. Quizás me equivoque, esto es solo el trailer de una superproducción, la sucesora de ‘The Art Of Flight’:

A vuelta de tuercas de nuevo con el debate de Red Bull, pasan los años y vemos como la energética difumina ligeramente su categoría de producto para centrarse en consolidarse como una empresa de contenidos, en este caso, audiovisuales. ¿Les estará funcionando en ventas? ¿En brand love? ¿Y en preferencia de consumo?

En The Branding Tape | El secreto de Red Bull: no cambiar la estrategia de contenidos


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *