Sundãri Rice: un viaje gastronómico a través de espectaculares videorecetas

sundari rice

Uno de los branded contents más trabajados de este año en el territorio videorecetas ha sido para Sundãri Rice, una marca de arroz de Ebro Foods (Arroz SOS, Brillante, La Fallera, La Cigala…) especializada en cuatro territorios de marca a través de cuatro gamas únicas de producto: Sauvage Riz (arroz procedente de los Lagos de América del Norte, EEUU y Canadá), Thai Jasmine Rice (Tailandia), Sushi Rice (Japón), Imperial Basmati Rice (arroz cultivado a los pies del Himalaya).

Gastromedia ha sido la agencia encargada de la producción audiovisual de estas piezas y una estrategia de contenido más allá de los vídeos. A través de una didáctica sencilla y entendible para todos los públicos, han conseguido narrar la elaboración paso por paso de recetas bastante desconocidas para el público español y no aparentemente sencillas. Siempre es un éxito conseguir hacer fácil lo difícil, y en este caso se ha conseguido sobradamente.

Estas tres estupendas piezas que hemos seleccionado son ejemplo de una realización sencilla y efectista en la que se han cuidado todos los detalles minuciosamente: iluminación a base de claroscuros, banda sonora que te hace viajar sensorialmente, el protagonismo único y exclusivo de lo exótico como ingrediente, una mesa de madera oscura que hace un perfecto juego con la luz y los ingredientes utilizados por la marca: el amarillo de la cúrcuma, el cardamomo o sus propias variedades de arroz especial.

El resultado es que el consumidor se mete en un universo único construido por Sundãri, provocando una latente necesidad de elaborar alguna de estas recetas y por tanto, buscar el producto especializado para que nos salga tan apetecible como en el vídeo. Por un lado, la marca está consiguiendo un pequeño pero patente ROI (retorno de inversión), se está promocionando a través de una publicidad única y sin límites de espacio y tiempo impuestos por el soporte publicitario (aquí la marca es la que decide cómo y cuándo); y lo más importante: se está fidelizando a un consumidor en un territorio de marca único, con muy poca competencia en la actualidad.

¿Por qué? Porque la marca no sólo está vendiendo arroz. Está vendiendo todo un universo alrededor de su producto, basado en la utilidad y en todo aquello que puedes aprender, experimentar y conocer con un simple paquete de arroz que se convierte en algo un tanto especial, insustituible por cualquier otro arroz si aspiramos a ser un comensal tan perfeccionista y detalloso con la elaboración de los platos como se propone en estas estupendas videorecetas.

Tan sólo falta que la realidad de producto ponga la guinda del pastel: que el resultado sea bueno porque el arroz es bueno. Pero eso ya no es cosa del marketing.


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *